Evitar que amarguen

Para que las berenjenas y los pepinos no amarguen, los abrimos y les echamos un poco de sal por encima.

Los dejamos así 10 minutos para que la sal vaya quitándoles el amargor.

Pasado ese tiempo, los pasamos por agua fría y ya están listos para preparar cualquier plato.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails

Printfriendly

Blog Widget by LinkWithin